LUGAR: Marsella, Risaralda.

En el taller de San Cayetano, reposa una máquina de coser de marca muy reconocida (Singer), en la mayoría de las casas para la época había una, ya que era tradición entre las amas de casa aprender la costura, hacer arreglo o incluso confeccionar la ropa de su familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *