La patineta es un juguete de los años 50. Comenta mi abuelo Heberto Segura que con tan solo 18 años de edad su padre le dio el primer juguete. Le dijo que lo podría utilizar después de realizar todas sus labores en la finca, pero mi abuelo lo vio un regalo interesante y valioso porque su padre no era muy detallista, entonces decidió guardarla en su nochero.

Entonces le pregunte: ¿abuelo por qué no jugaste con la patineta? Me respondió que los pastales eran muy altos, entonces la patineta no rodaba por lo tanto la dañaba,  pero como todo buen colombiano prefería estar en el río con sus amigos nadando contra la corriente. La finca como la mayoría de las fincas y más en los años 50 eran cafeteras, habían muchas montañas, arbustos, biodiversidad tanto en plantas como en animales, entonces las distracciones de mi abuelo era el compartir con la naturaleza.

Luego mi abuelo ya adulto empezó su hogar con mi abuela y dieron a luz a mi papá y después del cumpleaños número 2, volvió a aparecer la patineta pues como pueden pensar mi abuelo la tuvo intacta y la utilizó para dársela a mi papá como un regalo muy valioso que le había dejado su padre. Ya no vivían en un terreno tan montañoso y un poco más transitado  en el sector de Altagracia,  habían carreteras pero sin pavimentar, John Segura,  mi papá si la vio y de una la cogió y se la estreno en este terreno de calle destapada de arena firme pero con muchas piedras;   no había quien detuviera a John,  fue tanto el cariño que le cogió a su patineta que creció y a los 15 años la utilizaba como medio de transporte,  luego fue creciendo y ya la patineta era muy pequeña para él entonces la dejó a un lado y ahí fue cuando mi abuela dijo “se me creció mi muchacho “

IMG_6521

IMG_6521

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *