A la hora de trabajar, nos organizábamos por niveles a través de la pendiente, en otras partes se organizaban haciendo un cuadro grande, por ejemplo 100*100 árboles, para sembrar el cultivo. Primero se abonaban los cultivos con materia orgánica, la misma pulpa de café servía de abono, pero ya entraron los abonos y percusores químicos.

En un principio casi no se fumigaba, pero cuando se empezó a tecnificar todo, apareció la roya, la broca, entre otras, entonces ya empezaron a surgir esos químicos que las combatían.

Colombia llegó a ser el segundo productor de café en el mundo, y el primer productor de café suave del mundo. (“yo no sé si aún tendrá esa categoría”)

El proceso del café, es el siguiente: después de la recolección, se va a el pelado, se deja vinagrar, se lava, se pone a secar, pero ya hoy en día hay mucha más tecnología, y por ejemplo creo que al café le aplican unos adictivos, que se llaman Madurol, cuando el café ya está jecho para que madure más rápido, primero no, primero se dejaba a que la naturaleza hiciera todo su proceso, por ejemplo, ¿primero que cogían?, estaba el café, usted iba caminando y se encontraba un palito chiquitico entonces lo trasplantaba.

Ya después cuando empezaron a tecnificarse, empezaron a surgir los almácigos, uno llena unas bolsas y hacía germinadores, es decir, sembraba primero, esperaba a que germinaran las planticas y después se trasladaban a la bolsa, y ya después de la bolsa, después de que el palo tiene más o menos unos 15 o 20 ctms de altura, se trasplantaba al sitio donde iba a quedar ya definitivo.

El café siempre ha existido, por ejemplo la Federación Nacional de Cafeteros me parece que surgió como en los años 70’s por ahí así. Yo sembré café en los años 74, 75, 76.

¿Cómo se sembraba el café? En surcos, se plantaban arboles a 1,20 cada árbol, porque primero como eran más grandes, no tenían una distribución específica, ya después de que entraron a tecnificarse, entonces ya se hacía en surcos, más o menos a 1,20 de distancia cada uno que era una café caturro o amarillo chinchilla o chinchina, u otra variedad Colombia, porque eran arboles mas pequeños, y que producían más café.

Danilo Morales

Danilo Morales

Foto de 1978

Source: Santa Rosa de cabal

2 comentarios en “La historia del café contada por el más viejo de la casa”

  1. Mariana Hinestroza dice:

    Tener presente la historia en nuestros tiempos es muy importante ,observar el reconocimiento de la memoria en este escrito, evidencia el contexto cafetero que involucra a la población, y su desarrollo tanto económico, social y colectivo.

  2. Valentina Vega dice:

    Es de suma importancia rescatar estos registro orales, que se han perdido, que no se han vuelto a escuchar. Indagarse por lo que la gente vio y vivió, valorar esa palabra y esas historias de vida de quienes aun están para contarlo. Gracias por esa historia que nos permite entender las dinámicas que se daban entre los cafeteros de nuestros pueblos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *